Verdadera historia de película “El Sustituto”: Christine Collins

Seguramente, has visto u oído hablar sobre la película “el Sustituto” de Cling Eastwood, para mucho solo fue una película, pero en realidad, esta es la historia real de una mujer que pierde a su hijo y que, sin intención alguna, descubre una gran red de corrupción policial, en la ciudad de Los Ángeles.

Es justo que te advirtamos, que, si aún no has visto la película, es posible que en este post encuentres algunos spoilers de la trama de la película.

El guión

Esta película, es protagonizada por la actriz de fama internacional, Angelina Jolie, el guionista de la película, cuenta que el guión que utilizó para la realización de la película, nació de la transcripción del caso original de Christine Collins, que encontró por casualidad.

Este film, cuanta la historia de una desesperada madre en busca de su hijo, con un caso tan fuerte que logró estremecer a miles de personas, por la gran cantidad de mentiras y engaños, en los que se vieron envueltos esta madre y su pequeño hijo.

La madre, contra la policía

En el año 1928, Walter Collins, hijo de Christine Collins, tenía tan solo 8 años cuando desapareció. De inmediato, la madre dio aviso a la policía de los Ángeles, y tanto el alcalde George E. Cryer y el jefe de la policía James E. Davis, se pusieron a trabajar en el caso. Al pasar varios meses, y no tener siquiera un indicio del paradero del pequeño Walter, estos hombres tomaron una decisión.

Tomaron a un niño de Illinois, que tenía la misma edad de Walter y algunos rasgos parecidos y lo hicieron pasar por el niño desaparecido, sin embargo, la madre sabía que ese no era su hijo, para que la policía corrigiera el hecho, esta llevó testigos y pruebas dentales de los niños, pero nadie quiso escucharla e inclusive, la hicieron encerrar en un hospital psiquiátrico acusándola de loca.

¿Qué pasó con su hijo?

Aunque el pequeño confesó que no era Walter Collins, sino que su nombre real era Arthur Hutchens, y que había escapado de su hogar, para lograr viajar gratuitamente a California, nunca se supo que fue lo que pasó con el verdadero hijo de Christine, ya que nunca fue encontrado ni vivo, ni muerto, tiempo después de la confesión del pequeño, la desesperada madre logró salir del psiquiátrico.

Una de las teorías más fuertes, decía que el pequeño Edward, había sido víctima del asesino en serie Gordon Steward, quien acabó con la vida de 20 niños, en el conocido caso de los crímenes de Wineville. Sin embargo, una vez condenados, los asesinos y exhumados los restos de sangre y huesos hallados, no se encontró nada de Edward Collins, por lo que su desaparición aún es un gran misterio sin resolver.