¿De dónde surgen los vampiros?

A través de los años hemos escuchado infinitas historias sobre los vampiros, pero nunca hemos escuchado de donde surgen, es esta la razón por la que estamos hoy aquí, te traemos toda la información que buscas de manera que conozcas todo lo relacionado con el tema.

Surgimiento de los vampiros

Aun cuando el mundo conoció en 1897 al vampiro más popular de la historia, no fue esta la primera historia de vampiros que existía en ese momento, pues unos años atrás existió una novela que se llamaba Carmilla, escrita por Sheridan Le Fanu, esta novela contaba la historia lésbica de la atención que llegaba a recibir una mujer por parte de una vampiresa, la mayor parte de los rasgos de los vampiros actuales nacen de esa antigua novela.

Resulta que el vampirismo, no es más que una enfermedad que surge debido a la porfiria, es decir, el aumento acelerado de algunas proteínas que hay en la sangre, estas juegan un papel sumamente importante en el cuerpo humano, ya que se encargan de transportar el oxígeno en la sangre, cuando estas porfirias dejan de trabajar se convierte en una enfermedad muy grave con síntomas muy determinantes como:

Fotosensibilidad

Esto es la incapacidad que tiene una persona para estar directamente expuesta a algún tipo de luz, ya que podría producirles la destrucción del tejido causando ampollas y llegando a sangrar, según los pacientes la piel arde durante este proceso.

Intolerancia al ajo

Esto es debido a que las personas que sufren de esta enfermedad al consumir ajo, pueden llegar a empeorar de gran manera, gracias a que el ajo impide que la sangre coagule.

Palidez

Es normal que la persona llegue a palidecer debido a que la hemoglobina en quienes padecen esta enfermedad llega a disminuir mucho, la piel no llega a aclararse, simplemente se pierde el enrojecimiento de la piel.

Ansiedad por sangre

En este caso, nos encontramos con que las personas que padecen de porfiria como explicamos anteriormente, llegan a necesitar de transfusiones de sangre para poder retomar la hemoglobina correcta en el cuerpo, en muchos casos los médicos recomendaban dar a beber a los enfermos sangre de animales, ya que experimentaban una recuperación muy pronta.

Locura

Esta enfermedad no llega a afectar en ningún momento el cerebro del paciente de manera directa, pero este trastorno se llega a dar después de un largo periodo en que el paciente no puede siquiera ver la luz solar, tiene problemas de salud bastante graves y hasta tiene que beber sangre para poder mejorar, esto aunado a la falta de comprensión de la sociedad y su entorno, termina perdiendo la cordura.

Ahora ya sabes que en cierta forma los vampiros si existen. Este mito, fue creado gracias a esta enfermedad y hasta la fecha todos los vampiros que padecen esta condición clínica, mantienen los mismos rasgos o por lo menos la mayoría de cuando se creó a Drácula o Carmilla.