Menstruación afecta la capacidad cerebral de las mujeres

Por primera vez se ha demostrado que la menstruación afecta al cerebro de las mujeres. El resultado publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra las áreas cerebrales que son afectadas a lo largo del ciclo menstrual. Estas áreas exhiben una actividad que depende del día del ciclo en el que se encuentre la mujer.

Este resultado provee de la base necesaria para entender mejor el cambio en el comportamiento emocional que experimentan el 75% de las mujeres durante y justo antes de tener el periodo, o lo que se ha venido en llamar síndrome premenstrual.

la-primera-menstraucion-b

Probablemente este resultado no es ninguna novedad para mujeres que se encuentran tristes o irritables durante esos días. Es de suponer que tampoco lo es para sus parejas. Aunque se había investigado bastante en la influencia de las hormonas sobre el sistema nervioso no se había realizado un trabajo destacable sobre la influencia del ciclo menstrual sobre las emociones hasta ahora, a pesar de haber un interés claro sobre el tema y del posible negocio con potenciales tratamientos farmacológicos.

Los sujetos del estudio fueron 12 mujeres sanas de entre 22 y 35 años de edad. Las mujeres que fueron seleccionadas afirmaban no padecer ningún síntoma de trastorno premenstrual como fatiga, irritabilidad, tensión, depresión, pérdida de control, trastornos del sueño, etc. De este modo la investigadora contaba con una base sobre la que estudiar posteriormente otros casos con síntomas más evidentes.
Se monitorizó el área en cuestión mientras se les comunicaban palabras negativas, neutras o positivas a las que había que dar respuesta apretando un botón. El experimento se realizó antes y después de tener el periodo, para medir así su respuesta emocional en función del mismo.
El análisis se hizo a través de imágenes obtenidas por resonancia magnética nuclear, que mide pequeños cambios en el metabolismo cerebral.
Los investigadores encontraron que durante un periodo de uno a cinco días antes de bajarles la regla, las mujeres mostraron una actividad mayor en la parte central del área cerebral en cuestión y menos en los laterales. Después de tener la regla el patrón se equilibraba con más actividad en los laterales y menos en la parte central.
Las mujeres afirmaban no experimentar ningún trastorno o sentimiento especial a lo largo del mes. Para explicar esto los investigadores han tenido en cuenta la naturaleza de esta región cerebral y especulan que este cambio en la actividad tiene un propósito modulante.

Quizás se pueda dar pronto una solución a las mujeres que padecen este tipo de trastorno y se pueda diseñar especialmente fármacos mejores que ayuden realmente a estas personas.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS