Los seres humanos tenemos más de cinco sentidos

Nos han enseñado desde pequeños que los humanos sólo tenemos sólo cinco sentidos, pero esto no es cierto, contamos con muchos más. El mito de los cinco sentidos nació desde la época de Aristóteles, de una obra (“De Anima”) en la que dedica un capítulo separado a cada uno de ellos: la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato.

Lo difícil es definir lo que es un sentido. Podemos considerar un sentido como una forma única del cerebro para recibir información sobre el mundo y el propio cuerpo.

Estudios realizados sobre la sensibilidad de la piel demuestran que ciertos procesos que antes se agrupaban dentro del sentido del tacto ahora se consideran sentidos independientes. La termocepción que es la encargada de distinguir entre frio y calor. La nocicepción, se dedica a registrar los impulsos que nos provocan dolor.

6-curiosidades-sobre-los-5-sentidos-y-la-percepcion-de-las-cosas-4

Por otro lado, si tapamos nuestros ojos y deseamos tocar el hombro izquierdo, sabemos la ubicación exacta, sin necesidad de verlo. Este sentido se llama propiocepción y es la conciencia de dónde están situadas las partes de nuestro cuerpo.

La equilibriocepción es posible gracias al sistema que se encuentra en el oído interno y nos permite coordinar nuestros movimientos para poder seguir en pie. Además contamos con el sentido cinestésico que nos ayuda a coordinar los movimientos al caminar y correr sin miedo a caernos.

Algunas personas, sobretodo las no videntes, han conseguido desarrollar el sentido de ecolocalización. Este permite saber dónde se encuentran los objetos a su alrededor emitiendo un sonido con la lengua, que rebota contra los objetos, muy similar al sistema que usa los murciélagos o delfines. No nacemos con este sentido, hay que aprenderlo.

Los científicos de la Washington University de St. Louis defienden que han encontrado el sentido de alerta, que se encuentra en la corteza cingulada anterior de nuestro cerebro y se encarga de mantenernos atentos  en una situación de peligro para tomar decisiones de una manera rápida.

Por último, existe también un sistema de sentidos internos que nos permiten saber cuándo debemos comer, ir al baño, tomar agua, entre otros. Estás sensaciones poseen sus propios receptores para avisarnos sobre cualquier malestar interno,  denominados  visceroceptoresinterioceptores.

Entre más investigan los científicos, más sentidos encuentran. El cerebro humano es muy complejo, por lo que resumir los sentidos en sólo cinco, se nos hacen muy escasos aunque no sepamos el número exacto de sentidos que tenemos.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS