Lili Elbe: el primer transexual de la historia (La Mujer Danesa)

La historia del pintor Einar Wegener, que descubrió que muy en el fondo anhelaba ser una mujer, fue llevada al cine en una excelente producción llamada “La Mujer Danesa”. La película está basada en hechos reales y sin duda alguna, retrata fielmente la historia de Lili Elbe, el primer transgénero de la historia.

lili_PLYIMA20150902_0005_41

Pero Einar Wegener, no sabía que en el fondo deseaba ser una mujer. Por casualidad tuvo que colocarse unas medias de seda y unos tacones, debido a que la modelo que su esposa Gerda Wegener estaba pintando, se retrasó. Esto detonó en él un deseo de seguirse vistiendo y actuando como mujer, inventando un personaje llamado Lili. Su esposa lejos de criticarlo lo apoyó, pues lo consideró un juego. Lamentablemente, tiempo después se dio cuenta que su marido no era un hombre, y que en el fondo deseaba sacar a la luz a esa mujer que llevaba en su interior.

Y sorprendentemente, la leal Garda lo ayuda en el proceso de transformación, convirtiéndose prácticamente en su mejor amiga. Así pues deciden viajar a París, ciudad más liberal en 1912.


Al parecer era intersexual

Para algunos, Lili Elbe no era transexual como tal, si no más bien intersexual, porque mostraba un comportamiento y un aspecto demasiado femenino antes de operarse. Un intersexual es una persona que presenta conjuntamente caracteres sexuales masculinos y femeninos. En muchas ocasiones pensaron que era una mujer vestida de hombre porque ciertamente tenía un cuerpo femenino y rasgos faciales finos. De hecho, lucía mejor como mujer que como hombre.

Un doctor de Dresden decía haber notado ovarios rudimentarios, y los análisis de sangre previos a la intervención indicaban una cantidad considerable de hormonas femeninas a expensas de las masculinas. Durante la cirugía, se encontraron evidencias de órganos masculinos y femeninos dentro de su cuerpo.

En 1930, Lili Elbe decide operarse. La intervención la realiza el médico Magnus Hirschfeld, fundador de la primera organización por los derechos de los homosexuales. Lili Elbe tenía casi 50 años cuando le extirpan los genitales.

En ese momento se divorcia de Gerda, deja la pintura y mantiene una relación con un pintor francés. Las complicaciones llegan en la siguiente operación, debido a que rechaza un transplante de ovarios. Un año después muere al intentar transplantarle un útero pues Lili quería poder concebir hijos.

1441141530_264923_1441141935_sumario_grande

Antes de su muerte, Lili consiguió el pasaporte oficial en el que aparecía su nombre de mujer y el apellido que eligió, “Elbe” (se inspiró en un río que pasaba por donde vivía). Como tal vivió 14 meses. Según sus palabras,  “tal vez no sea mucho tiempo, pero me ha parecido una vida entera y feliz”.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS