La historia del tenedor

Todos los días lo utilizamos a la hora de comer pero ¿te has preguntado quién fue la persona que lo creó facilitando nuestra forma de alimentarnos?

A diferencia de la cuchara, que fue creada alrededor de 3000 años a.C., el tenedor es un invento “joven”. Se cree que  sus orígenes están en Constantinopla, en el denominado siglo de las cruzadas, el siglo XI. Hasta entonces los alimentos se comían con la mano (la derecha, con la izquierda era una blasfemia), pero la princesa bizantina Teodora Ana Ducaina, hija del emperador Constantino X Ducas, se negaba a tocar la comida con las manos y mandó fabricar un artilugio que le permitiese hacerlo sin tener que ensuciarse.  Se inventó entonces un utensilio provisto de un par de púas que recibió el nombre de pincho y fue fabricado en oro. A pesar de la felicidad de la princesa el invento no fue bien visto pues se le creía un “invento del diablo”

A pesar de eso, cuando la princesa se casó con el dux de Venecia, Doménico Selvo, llevó su tenedor a Europa, aunque tampoco tuvo mucha aceptación, pues la gente lo consideraba como demasiado refinado prefiriendo comer con los dedos

650_1200

Fue hasta en el siglol XVI, que Catalina de Médici tras su unión con el rey Enrique II de Francia, empezara a utilizar el tenedor, haciéndolo más popular.

Dos siglos más tarde, en el XVII, comenzó a usarse en Francia,  tímidamente en la península ibérica, y  totalmente en Italia, lugar donde el viajero Thomas Coyat escribió: “Muchos italianos se sirven de un pincho para no tocar los alimentos, para comer los espaguetis, la carne… No es nada refinado comer con las manos, pues aseguran que no todas las personas tienen las manos limpias“. Sin embargo, a los ingleses les costó adoptar el utensilio en aquel entonces.

Fue hasta en el siglo XVIII que Europa, casi en su totalidad, hizo un hueco en la mesa para colocar el tenedor junto a la cuchara y el cuchillo. En esa época,  Alemania desarrolló el tenedor con forma curva que empleamos en la actualidad, aunque las cuatro púas que conocemos,  tardarían otro siglo más en llegar.

España lo adoptó también por entonces, aunque se tenían referencias de trinchadores en el siglo XIV, también un  instrumento llamado broca, de la misma época, y el uso ocasional de tenedores prácticamente como los actuales, por parte de los monarcas Carlos V y Felipe III. A América llegó debido a la conquista, pues fue traído por los españoles expandiendo su uso hasta nuestros días.

antiguos-tenedores

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS