Criogenización: el regreso a la vida

¿Qué es la criogenización?

Es el método por el cual se le somete a un sujeto a condiciones de frío intenso sin llegar a la congelación durante un periodo de tiempo con la intención de poder reanimarle más adelante en perfectas condiciones.

A0MH0076000

Empresa que congela personas

Alcor, fundación sin ánimo de lucro que ha criogenizado a 150 personas (en las que no se encuentra Walt Disney, una de las leyendas urbanas más conocidas, pero sí el jugador de béisbol Ted Williams) por el “módico” precio de 130000 dòlares que incluye el traslado, mantenimiento y renanimación si fuera posible ya que hay que dejar claro que a día de hoy, no lo es.

Naturalmente, no sirve para todo tipo de muertes, sino en aquellas que su llegada es inminente y previsible, como puede ser una enfermedad terminal, pues su proceso ha de comenzar cuando el sujeto se encuentra en coma, momento en el cuál se le mantiene abierta una vía de entrada de suero con un catéter, y continuar en el momento que se le declara la muerte clínica y legal, cuando por esa vía se le administra grandes dosis de heparina, barbitúricos para disminuir la demanda metabólica del cerebro y diversos elementos protectores.

A partir de aquí se le traslada a un lugar especializado donde pueda comenzar un progresivo enfriamiento. Desde el principio se mantendrá la respiración artificial y el masaje cardiaco todo el tiempo. Ya en las instalaciones Alcor se le sustituye la sangre y agua por un crioprotector llamado Viaspan, un anticongelante
basado en el glicerol, aunque Alcor utiliza su fórmula llamada MHP1. Esta sustancia impide la rotura de los tejidos debido al intenso frío. Además harán dos agujeros en el cráneo para introducir un pequeño cable que haga de micrófono para escuchar posibles roturas de tejidos. A continuación se suspende al sujeto en hielo seco hasta alcanzar una temperatura de menos 110 grados centígrados. El proceso se realiza a una velocidad de un grado por hora para que las células no sufran daños. Por último se le coloca al sujeto hacia abajo y se le introduce en una caja de aluminio y posteriormente dicha caja en un tanque lleno de nitrógeno líquido. Queda decir que no todo el mundo desea congelar el cuerpo entero; algunos desean solo la cabeza, pues opinan que es el cerebro el que realmente guarda nuestro ser.

Pero no todo es de color de rosa. Al hecho fehaciente de que a día de hoy es imposible el proceso reversible de la criogenización, se unen las leyes y los problemas morales a dicha práctica que ha acabado en una denuncia de asesinado contra Alcor. Es legal en Estados Unidos y Gran Bretaña, pero en España no lo es y no existe ninguna empresa o fundación dedicada a realizarlo, aunque sí una asociación dedicada a informar a las personas interesadas: la SEC “Sociedad Española de Criogenización” formada por un centenar de personas. A todo esto se une el peligro de la estabilidad de la empresa, ya que ocurrió que una californiana se vio obligada a enterrar a sus cuerpos congelados por falta de clientes que la llevaron a la ruina. Aún así las solicitudes han aumentado considerablemente gracias al caso de una leyenda del béisbol Ted Williams cuyo cuerpo se encuentra en uno de los tanques de la fundación.

Como curiosidades, decir que existen dos personas criogenizadas españolas y que ahora, los clientes cuentan con la posibilidad de conservar sus bienes para el futuro si así lo desean.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS