¿Es el Sudario de Turín obra de Leonardo da Vinci?

Hace poco tiempo Discovery Channel estuvo programando un documental acerca del origen del Sudario de Turín y exponían la posibilidad de que hubiera sido creado por el genio Leonardo da Vinci.

Una de las primeras pruebas fue que el manto falló la prueba de carbono y las fechas de su origen coinciden con la época en la cual vivió Leonardo. En otras palabras, el Sudario no tiene 2000 años.

Por otra parte resulta sospechoso que Leonardo estuviera buscando (según algunos documentos que se encontraron) algún cadáver con signos de crucifixión. ¿Por que estaba tan interesado en estudiar los daños físicos que produce una crucifixión? No sabemos en la actualidad si logró encontrar lo que estaba necesitando.

El rostro del Sudario es otro motivo de polémica: se tomaron medidas exactas y coinciden perfectamente con el rostro de la Monalisa y el de su autoretrato. Da Vinci estaba obsesionado con la búsqueda del rostro perfecto, por eso científicos suponen que él se colocaba de forma oculta en algunos cuadros como en el de la Santa Cena donde aparece como un discípulo.

Para terminar las coincidencias la falta de pinceladas que es lo que más admiración causa en el Sudario es debido a una impresión fotográfica. Da Vinci fue el precursor de la fotografía según Lillian Schwartz, consultora de la Escuela de Artes Visuales de Nueva York. El artista, para pintar el santo sudario, habría construido la primera cámara oscura de la historia. Da Vinci, según Schwartz, colocó sobre la tela de lino una emulsión fotosensible -clara de huevo con gelatina- en una habitación oscura y sellada. Frente a la tela, en la pared, el artista practicó un agujero en el que colocó una lente de cristal: sobre un pedestal, ante la lente, Da Vinci puso un busto que representa su rostro. Tras días de exposición la imagen de la estatua o cadáver quedó impresa en la tela. Los restos de sangre que están en el Sudario fueron muy posiblemente colocados mediante pincel.

Otra prueba que no comprueba su validez es la forma que tiene el rostro en el Sudario. Se supone que la impresión de la cara de Jesús tuvo que haber estado en 3 dimensiones. Como el rostro humano no es plano la impresión quedaría totalmente deformada. En este caso, el rostro es perfecto como si  fuera una superficie plana y no “redonda” que es la verdadera forma que posee el cráneo humano.

En realidad todo es cuestión de fe…creer o no creer. Sin embargo el Sudario de Turín es una reliquia invaluable haya sido creada por Jesús o por Leonardo. Si es por el segundo nos estamos encontrando con el origen de la primera fotografía.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS